Colecho y apego

Colecho con tu bebé

Colecho: Todo lo que necesitas saber

El colecho se ha convertido en una práctica habitual de la crianza natural.

Algunos pediatras y detractores de esta práctica indican que, dormir juntos con el bebé, aumenta el riesgo de muerte súbita de éstos.

Sin embargo, muchas madres y padres que practican el colecho, te dirán que si no te acuestas con el bebé, te perderás una experiencia de unión importante.

Con estos comentarios es normal que cualquier madre se pase toda la noche despierta por la incertidumbre, si es que no lo estaba ya.

Sin embargo, quédate con nosotros y sigue leyendo para descubrir los mitos y verdades del colecho y cómo dormir de manera segura.

¿Qué es el colecho?

Con frecuencia se considera que dormir juntos o colecho es sinónimo de compartir cama, es decir, dejar que el bebé duerma en la misma cama que tú.

En cambio, dormir juntos también puede significar simplemente poner al bebé a dormir en la misma habitación que tú, pero en una cama separada.

Pautas para un colecho seguro.

A continuación resumimos algunos de los puntos que debes tener en cuenta para tomar tus propias decisiones sobre dónde y cómo debe dormir tu bebé.

¿Qué constituye un ambiente de sueño seguro?

Un factor que tiene una fuerte influencia en el sueño infantil seguro es la lactancia materna.

La lactancia materna ayuda significativamente a proteger a los bebés de la muerte, incluidas las muertes por SMSL / SUDI y por enfermedades secundarias y / o afecciones congénitas.

El sueño infantil postparto seguro comienza con la presencia de una madre informada, lactante, comprometida o un padre informado y comprometido.

Independientemente de si un bebé duerme en la misma superficie que sus padres, en un dormitorio compartido, en una cuna o en una cuna separada, en la misma habitación que sus padres o en una habitación separada, todos los bebés deben seguir estas pautas:

  • Los bebés siempre deben dormir boca arriba.
  • Deben dormir en superficies firmes.
  • Estas superficies deben estar limpias.
  • Es importante que duerman en ausencia de humo (de segunda mano),
  • Deben dormir bajo una manta ligera (cómoda).
  • Las cabezas de los bebés nunca deben cubrirse.
  • La cama no debe tener animales de peluche o almohadas alrededor del bebé y nunca debe colocarse a un bebé para que duerma encima de una almohada o ropa de cama blanda.
  • Los bebés nunca deben dormir en sofás o sofás con o sin adultos, ya que pueden deslizarse (boca abajo) o engancharse contra el respaldo de un sofá donde pueden asfixiarse.

Colecho: Es importante tener en cuenta que las camas para adultos no han sido diseñadas para garantizar la seguridad de los bebés.

Los bebés que toman biberón siempre deben dormir junto a la madre en una superficie separada en lugar de en la cama.

Ambos padres deben estar de acuerdo con el colecho y sentirse cómodos con la decisión.

No coloques al bebé en la cama con un adulto dormido que no sepa que el bebé está en la cama con ellos. Ambos padres deben pensar en sí mismos como cuidadores principales.

Los bebés de un año o menos no deben acostarse con otros hermanos / hermanos mayores, sino siempre con una persona que pueda asumir la responsabilidad de que el bebé esté en la cama.

Las personas que toman sedantes, medicamentos o están intoxicadas con alcohol u otras sustancias, o que no pueden despertarse fácilmente, no deben dormir en la misma superficie que el bebé.

El cabello largo debe estar atado para evitar que el bebé se enrede alrededor del cuello del bebé (sí, desafortunadamente esto puede suceder).

Las personas extremadamente obesas u otras personas que pueden tener dificultades para sentir dónde exactamente o a qué distancia está su bebé en relación con su propio cuerpo, pueden desear que el bebé duerma junto a él pero en una superficie diferente, como una cuna de colecho.

Finalmente, es importante que consideres y reflexiones sobre que pensarías que asfixió a tu bebé, si muriese de SMSL mientras está en tu cama.

Del mismo modo que los bebés pueden morir a causa del SMSL en un entorno de sueño solitario y sin riesgos, también es posible que mueran en un entorno libre de riesgos para dormir y compartir la cama.

Este es un tema desagradable e incómodo, en el que vale la pena pensar antes de tomar la decisión de acostarse o compartir la cama con tu bebé.

cuna de colecho

Nuestra recomendación es practicar colecho seguro con una cuna especialmente diseñada para tal efecto.

Puedes ver las distintas opciones que te planteamos en nuestra sección de productos.

Problemas de practicar colecho

El colecho nunca supondrá un inconveniente para el bebé (especialmente si permanece en su cuna colecho), ya que estará cerca de sus padres con lo que se sentirá tranquilo y seguro además de tener más a mano la lactancia cuando lo demande.

Sin embargo, practicar el colecho puede comportar una serie de inconvenientes, sobre todo para los padres:

– En algunos casos, pueden sentirse cohibidos o invadidos en su intimidad.

– Cuando los padres decidan que el bebé debe pasar a su propia habitación, es posible que el pequeño pueda resistirse al cambio.

En este caso, habría que actuar de manera progresiva y sutil, haciéndole sentir que los padres siguen estando cerca siempre que el niño los necesite, en todo momento.

Ventajas del colecho

Como es lógico, con la práctica del colecho, el bebé se siente más seguro y protegido.

Hay una compensación y regulación de la temperatura corporal entre la madre y el niño

La proximidad con la madre estimula la lactancia materna, por lo que aumenta la frecuencia de amamantamiento.

La pauta del sueño es más regular, es decir, disminuye la fase profunda del sueño, que es cuando existe un mayor riesgo de muerte súbita del lactante.

El desarrollo neuronal se produce durante la fase de sueño ligera, por lo que, aparte de amamantar al bebé, también se está estimulando su desarrollo mental.

Con la práctica del colecho, los bebés lloran menos y están menos tiempo despiertos.

error: Contenido protegido con Copyright